BON

VOYAGE!

scroll

Les escribo esto desde un asiento incomodo de algún avión que va rumbo a Ámsterdam, pensando en que me quedan 7 horas para llegar a mi destino y disfrutar de vistas impresionantes que mis ojos hace ya un tiempo disfrutaron, mi alma está inundada de emoción. 

 

Que padre es esperar, y no sólo un viaje, si no cualquier cosa. Ese sentimiento de emoción y suspenso de "el trayecto a llegar a". 

 

Cuando vamos a ver a una persona especial, la llegada de un concierto, el estreno de una peli. Todo lo que nuestro ser anhela y que no puede esperar más. 

Tenía varias cosas planeadas para este viaje pero como todo, los planes cambian, no todo sale como pensamos. 

 

Al inicio quería que fuera un viaje lleno de glamour y mil fotos que enseñarles, con looks fascinantes a la orilla del Sena y fotos de cenas que se ven tan deliciosas que podrías morder la imagen.

 

Ahora he cambiado mi perspectiva gracias a algunas cosas que van pasando, olvide el cargador de mi cámara y la poca pila que tengo será aprovechada al máximo, pero me siento feliz por este suceso, no estaré atada a ella solo pensando en que la foto sea perfecta y olvidar vivir el momento.

VIVIR EL MOMENTO

Así que les quiero enseñar mi felicidad en estos post que les voy a preparar, un viaje familiar y el viaje de alguien que regresa a sus lugares favoritos.

 

Nos atamos tanto al mostrar lo increíble de nuestras vacaciones, nuestra vida o cualquier suceso, que se nos olvida sentir esos instantes, así que sigan mi consejo y vamos a desconectarnos un rato. 

Les regalaré pocas fotos, pero estas fotos sin duda serán los momentos que me quitaron el aliento.

 

Mientras les dejo una fotos de una sesión muy bonita que hice en mi ciudad, CDMX.

Disfrútenlas. 

Los quiero.

LOOK

ESTOLA: ZARA                                                                     T-SHIRT: ZARA

JEANS: RITOS DEL SOL                                                    BOTAS: ZARA