El camino sin dirección.

scroll

Es verdad que todos tenemos una meta ya sea a corto o largo plazo, las cual necesitamos cumplir para así poder seguir con la siguiente.

 

Este post más que hablar de una tendencia o moda en sí, está lleno de incertidumbre y sorpresas, pues eso es lo que sentí al llegar a esta ciudad.

 

Hace casi dos años decidí alejarme de todo lo que conocía y emprendí un viaje hacia Guadalajara, poder vivir sola era una meta que quería alcanzar.

 

Pero el miedo me hizo dudar muchas veces de si era o no una buena decisión.

 

Llegar a un lugar desconocido te llena de toda clase de sentimientos y sorpresas, porque cada día es una travesía. Para mi esta ciudad me llenó de amigos, oportunidades y momentos únicos que me han convertido en lo que ahora soy. 

Es por eso que quería que estas fotos representarán un poco el estar perdida en la carretera, en un estacionamiento o cualquier lugar con el que te encuentras al estar en camino a un nuevo destino.

 

Las maravillosas fotos fueron tomadas por Pablo Hernández, otra encantadora sorpresa con la que me encontré en la Perla Tapatía.

 

El desconcierto de qué podría pasarme, qué descubriría, y si esto sería una buena experiencia, fue lo que me impulsó a venir, sin conocer a nadie y sin saber de nada.

Mi look  refleja un poco lo que solemos ver en las películas cuando alguien se encuentra varado en la carretera: unas botas negras, para un largo paseo, una falda de mezclilla ,que le da el toque informal a alguien que escapó de casa y de su realidad y la chamarra (diseñada por mí) con la frase "I don't know you",  que es como una frase de bienvenida a este paraíso.

Y es verdad que las decisiones cuestan y que para lograr una meta hay que darlo todo y no tener miedo a perder.Al final único consejo que les puedo dar es "hazlo", sea cual sea la aventura.

La mayoría de las veces la gente se arrepiente más por cosas que no hizo que por las que si.

LOOK

Chamarra: Ápside  

Blusa: ZARA

Falda: Stradivarius 

Botas: ZARA