por Paola Corrales

Por otro lado, Freddie Burretti fue el sastre londinense detrás del traje azul turquesa de Life on Mars? Y del estilo clásico salido de Savile Row con toques modernos y divertidos que complementaban las plataformas, el maquillaje y demás accesorios del look andrógino de Bowie.

 

Burretti fue el primer diseñador en trabajar con el cantante y por ende quien sentó las bases de la estética tanto de Ziggy como de Bowie, sin embargo, este quedaría en el olvido después de que el sastre decidiera dejar Londres para buscar su sueño de trabajar en Valentino. Desafortunadamente su paradero en esos años fue incierto y murió de cáncer en París en el 2001.

Asimismo, uno de los diseñadores de moda más importantes del último siglo también colaboró con Bowie, fue con The Union Jack coat, la gabardina desgastada con estampado de la bandera de Inglaterra, la prenda diseñada por el entonces poco conocido Alexander McQueen a encargo de Bowie.

 

El cantante fascinado por la prenda la utilizó en diversas ocasiones como en su presentación en los VH1 Fashion Awards de 1996, así como para la portada y gira del disco Eart HL I NG en 1997. La gabardina traspasó su vida fútil y ha pasado a ser una pieza de exhibición de museos como el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York o el Museo de Victoria y Alberto en Londres.

El estilo de David Bowie tiene sus orígenes en los años 60 cuando estudió danza con Lindsay Kemp, este artista del performance, estaba influenciado por el teatro tradicional japonés Kabuki y Bowie adoptaría distintos elementos en cuanto a la forma de presentarse ante los escenarios y también en la forma en la que se vestía para hacerlo.

 

El teatro Kabuki a grandes rasgos puede definirse como un teatro caracterizado por el drama estilizado de sus historias y el uso del maquillaje para la personificación, pues las mujeres fueron excluidas del teatro para preservar la moral pública y sólo los hombres podían realizar kabuki, es decir, los hombres eran los únicos encargados de representar personajes tanto masculinos como femeninos y el maquillaje era una pieza fundamental para lograrlo.

Bowie aprendió la técnica tradicional del maquillaje kabuki del actor Tamasaburo Bando: una base blanca en toda la cara acompañada de colores como el negro, el rojo o el azul para marcar los rasgos faciales dependiendo del personaje que se iba a interpretar.

Han pasado dos años desde la muerte de David Bowie pero siempre fue y será recordado por su legado. Generalmente se habla de la trayectoria de Bowie en la música, sin embargo, es imposible separar su trascendencia musical con su importante influencia en la cultura pop; Bowie fue una estrella de rock que sabía lo importante que era la imagen para consolidar la idea de su trabajo

 

¿Qué imagen viene a tu cabeza cuando piensas en David Bowie? es probable que evoques al Bowie del Aladdin Sane con su cabellera naranja cobriza y su icónico maquillaje en forma de rayo en color rojo con sombras azules sobre su ojo derecho, también puede ser que hayas pensado en el Bowie de Heroes con su cazadora de piel negra y el cabello rubio cenizo, tal vez imaginaste el teatral Bowie de Scary Monsters como Pierrot (the blue clown) con su atuendo en tonos grises y azules o quizá recuerdes a Bowie como lo vió su carta de despedida al mundo: Blackstar, ese Bowie que dejó a un lado la excentricidad para adoptar una vestimenta de básicos y una apariencia sombría.

 

Cualquiera que sea tu memoria de Bowie es probable que la acompañes con look emblemático, que al igual que su música, rompió esquemas y generó nuevos paradigmas.

Para Bowie la moda era parte de su performance y con cada uno de sus discos se reinventaba, es notable poder escuchar los cambios entre sus producciones discográficas pero a la vez es posible ver este cambio en cuanto a la moda que el cantante elegía en cada uno de ellos. Para Bowie probablemente era muy difícil utilizar ropa sin ningún motivo, pues siempre se expresó mediante ella. Cualquiera que dudase de la importancia de la moda el ejemplo de Bowie es una prueba de lo contrario, la moda de Bowie transgredió a lo largo de su carrera e influenció a miles de personas no sólo en la música, sino en el mundo de la moda, basta recordar las colecciones de Jean Paul Gaultier, Riccardo Tisci para Givenchy o Alsessandro Michele para Gucci. David Bowie dejó una marca, hizo historia, fue único e inigualable y por eso siempre será recordado.

TFS Magazine revista digital de moda que busca a unión entre lo cotidiano y la cultura.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono SoundCloud
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono Pinterest

Tabasco 242, Roma Norte, Ciudad de México.