La Gran Manzana se pone de gala para acoger su semana más importante del año en el panorama de la moda. 

Durante siete días la New York Fashion Week dará cabida a las últimas propuestas de los diseñadores más importantes del país.

Elegancia con un toque sobrio inundaron la pasarela junto a tonos rojos, tierra, naranjas y fucsias. Pantalones con siluetas sueltas que se estrechaban en el tobillo, curvas suavemente ceñidas y mangas redondeadas fueron algunos d ellos detalles que pudimos en NYFW.

Exceso de Glamour con toques de bling bling al puro estilo de Beverly Hills. Pudimos ver prendas como sudaderas con aplicaciones de lentejuelas, chaquetas con pelo, el lamé como uno de los textiles principales, monos largos y mini vestidos con pedrería y un toque ochentero. Como pieza sobresaliente tuvimos un bolso con toda la actitud feminista: el bolso con el mensaje Pussy Power.

Inspirado completamente en la ciencia ficción, Jeremy nos presentó una colección con colores fluorescentes, telas plastificadas, media de colores, algunos zapatos traídos del futuro y el regreso de los trajes deportivos de terciopelo. 

El Boho-Chic mostrado en vestidos sueltos, estampados florales y faldas vaporosas. Looks románticos y casuales para el día a día, faldas midi, vestidos largos con cortes asimétricos, detalles de volantes. Pudimos ver algunas prendas más fuertes como gabardinas, denim en tonos oscuros, pinchos y pañuelos atados al cuello consiguiendo ese aire efortless que tanto nos gusta.